BIOCONTACTO PERMITE INTERACTUAR CON LOS ANIMALES

publicado en: Conociendo Mérida | 0
  • Es la primera experiencia en Venezuela.
  • Es una alternativa diferente en el turismo regional y nacional.

Periodista Gilberto López
redaccion@parajesandinos.com.ve

Entrar al Parque Biocontacto en la ciudad de Mérida es percibir una experiencia extraordinaria, por la sensación que se tiene de estar en un zafari, pero donde los animales los tiene uno al ladito, ahí mismito, interactuando con todos los visitantes. Es increíble ver como los niños juegan con ellos, los acaricien, se les montan en el lomo a los caballos enanos, juegan con las culebras, y de bromita no vuelan con “Meta”, el cóndor de los andes.

noti10_02Área central del parque. Al fondo las hermosas montañas
de la Sierra Andina de Mérida.

EL BIOPARQUE

Esa experiencia la reciben los turistas y visitantes en la recién inaugurada “granja de contacto con los animales”, ubicada en la vía que conduce al Parque Zoológico Chorros de Milla, en las instalaciones del Jardín Botánico de la Universidad de los Andes. Concretamente en la conocida Recta de La Hechicera.

Uno de sus directivos, el médico veterinario Felipe Pereira, cuenta que esta hermosa iniciativa se inició hace 9 años como un proyecto de carácter educativo con el cóndor “Meta” y algunos animales recuperados por la Guardia Nacional en operativos especiales. En ese entonces iban con los animales a las escuelas a llevar mensajes conservacionistas, sobre todo el denominado “proyecto cóndor”, por encontrarse esta ave en extinción, ahora ya cuentan con un espacio de 12 mil metros cuadrados, donde tienen en resguardo una gran variedad de animales y pueden desarrollar experiencias educativas de distintos tipos. “Las escuelas ahora pueden venir”, dijo.

noti10_03

 

Médico Veterinario
Felipe Pereira
Directivo de Biocontacto
nos relata esta extraordinaria
iniciativa.
 

Pereira es un profesional de la salud animal especializado en fauna silvestre y animales de compañía, que se ha dedicado por entero a desarrollar actividades de conservación de la biodiversidad andina, fundamentalmente del rescate de la fauna que se encuentra en peligro de extinción. Señaló que la directiva de la fundación la integran además José Subdiaga y Elvis Albornoz.

Recalcó que Biocontacto es un proyecto de conservación de biodiversidad con fines educativos utilizando los animales y que fue un gran logro materializar el bioparque en el Jardín Botánico de la ULA, institución con la cual se sienten muy agradecidos.

Desde el punto de vista legal, Biocontacto es una asociación civil sin fines de lucro que actualmente lleva a cabo dos proyectos, uno de conservación del oso andino y el proyecto de cría en cautiverio de la zona andina. También funciona como un centro de rehabilitación de fauna silvestre, esto es, que una vez que el animal es recuperado se regresa a su hábitat natural.

 

EL ENCUENTRO CON LOS ANIMALES

A medida que el visitante camina por la granja, se va compenetrando con la belleza del paisaje andino y lo exuberante de su follaje, que lo hace olvidar del mundo urbano de donde procede, condición que se siente mucho más al encontrarse e interactuar con los animales, algunos autóctonos y otros provenientes de diferentes latitudes, que han sido donados al bioparque, entre ellos: dos llamas del altiplano de los andes, avestruces, ovejos, caballos y burros enanos, patos, gansos, una gran variedad de gallinas, faisanes, tucanes, el águila real del páramo, el cóndor andino, loros, guacamayas y culebras, son algunas de las 40 especies de animales que se encuentran en resguardo.

Visitantes al parque
podrán tener contacto
directo con los animales.
noti10_04
noti10_05
Durante todo el recorrido
podrán escuchar varias
charlas educativas en pro
de la conservación de la
fauna y flora.
Felipe Pereira
explicando un poco
el cuidado de las
culebras.
noti10_06

 

LABOR EDUCATIVA Y TURÍSTICA

Indicó Felipe Pereira que Biocontacto, como centro de rehabilitación de la fauna silvestre, desarrolla una intensa labor educativa en las cuales los visitantes pueden llevar a cabos actividades vivenciales con mamíferos, anfibios, reptiles, aves e insectos, y próximamente peces.

Para facilitar esta labor disponen de guías uniformados, de manera que la actividad educativa de interactividad con el público sea más ordenada y mejor asimilada en cada área.

Entre las distintas actividades educativas, también indicó Pereira como muy importante las de conservación que ejecutan con las comunidades, pero para llevarlas a cabo requieren de muchos recursos que esperan sean proporcionados por las autoridades e instituciones interesadas.

Igualmente señaló que por estar ubicado cerca del Parque Los Chorros de Milla, se les facilita complementar algunas actividades de investigación y educativas, esto es, las que se hagan en el zoológico con las que desarrolla Biocontacto.

En cuanto al turismo indicó Pereira que esta actividad es la que a futuro va a mantener las instalaciones del bioparque, ya que su fin está muy vinculado al turismo. “Estamos en un sitio de una belleza natural increíble, con muchas bondades, entre ellas su cercanía al centro de la ciudad, pero sin embargo cuando entramos a Biocontacto nos desprendemos totalmente del casco urbano”, dijo.

noti10_07
Parte de los Guías
responsables de algunas
charlas informativas de la
fauna y flora que hacen
vida dentro de Biocontacto.

 

JOSÉ SUBDIAGA

Subdiaga es otro de los directivos fundadores de Biocontacto. Para él, este es el sueño de tres personas que uniendo esfuerzos y uniendo ideas en común se dedicaron al desarrollo de programas bien interesantes del quehacer conservacionista en el estado Mérida.

José Subdiaga
dando algunas palabras de
agradecimiento en la
inauguración de
Biocontacto, A su lado
Felipe Periera
 

 

Señaló que una de estas iniciativas es este bioparque o parque de contacto, primero en su estilo en el estado Mérida. Detalló que las experiencias en parques de este tipo en Venezuela son muy pocas, y las que se han dado no tienen la razón de ser de Biocontacto de “rescatar, proteger y conservar la fauna silvestre. Esa es nuestra razón social”, dijo.

noti10_08

Agregó que el registro de la fundación ante las autoridades ambientales, es de un centro de rehabilitación de la fauna silvestre. “Eso lo hace distinto, porque nosotros no compramos fauna en ningún lado, sino que trabajamos de manera coordinada con Guardería Ambiental, la Dirección Estadal Ambiental, con el Ministerio del Ambiente a nivel nacional y con la Fiscalía Ambiental 23. Ellos hacen su trabajo de rescate de especies y nosotros el nuestro, que somos la mano especializada en la rehabilitación y conservación”.

noti10_09
 

Añadió Subdiaga que una vez cumplida la fase de rehabilitación, el animal que se pueda liberar se devuelve a su hábitat, ya que el objetivo no es tener mucha fauna encerrada, sino tener fauna en su estado natural. “Los que no, porque están en condiciones físicas graves, que tienen limitaciones o están mutilados, por ejemplo que no puedan volar, necesariamente necesitan tener quien los cuide y nosotros somos esa mano amiga”. Y es con esos animales rescatados que Biocontacto desarrolla la actividad educativa.

En cuanto a la alimentación dijo que alimentar a 40 especies de animales diariamente requiere de mucho recurso, y que con la condición actual del país esto se ha venido a menos. Reconoció que esta iniciativa merece del esfuerzo de todos, porque hasta el momento, quizás por alguna discrepancia o mal entendido de los objetivos del proyecto, no han tenido apoyo de la parte gubernamental, ni de empresas. “Deben entender que nosotros somos distinto a un parque zoológico. La diferencia es que allá los animales están en jaulas para que los vean, mientras que en nuestro parque, los visitantes puedan entrar en contacto con ellos, con la naturaleza”.

-Antes íbamos a las escuelas, ahora vamos a hacer que las escuelas vengan al parque, y no solo los niños van a interactuar con un animal como era antes, sino que va a interactuar con varios animales. Es distinto a todo lo que hacíamos, sentenció.

 

noti10_10Momento de la inauguración de Biocontacto, realizada el
viernes 15 de Diciembre 2017. Representantes de CORMETUR,
Cámara de Turismo de Mérida, Jardín Botánico y el Clero, presentes en el acto.

 

noti10_11El padre Reinaldo de la Parroquia Universitaria bendiciendo
las instalaciones antes del corte de la cinta.

 

noti10_12Recorrido por las instalaciones con todos los asistentes al acto.

 

noti10_13El padre bendiciendo todos los animales de Biocontacto.