Mérida será REFERENCIA GASTRONÓMICA de Venezuela

publicado en: Conociendo Mérida | 0

ENTREVISTA
VICENTE GONZÁLEZ / COCINERO AFICIONADO MERIDEÑO
Por: Gilberto López /CNP 3.618

En poco tiempo el estado Mérida será tomado en cuenta como el destino gastronómico de Venezuela, un objetivo macro que persigue la Asociación Civil “Mérida Gastronómica” como complemento o parte integrante del desarrollo turístico que se vislumbra para la región, de lograrse acuerdos estratégicos entre los sectores privados y gubernamental.

Esta tesis se desprende de la conversación sostenida con uno de los fundadores de la citada asociación, quien sostiene que ver a Mérida como el centro de la cultura gastronómica del país es un ambicioso proyecto de carácter turístico, en el cual la rica cocina andina viene a ser el instrumento que permitirá por un lado conquistar tal objetivo, tanto en el merideño como en aquellas personas que visiten al Estado, y por el otro lado contribuir con el rescate de aquellas tradiciones gastronómicas que se han extinguido, o están en vías de desaparecer, por la multiplicidad de factores que han venido incidiendo en ellas.

 

Palabras de
Vicente González
con motivo del evento gastronómico
“Las Mil y Una Trucha”,
realizado el pasado 16 de
septiembre 2017 en las
instalaciones de Cielo RestoBar
 

La conversación con Vicente González giró en torno a esos objetivos, para lo cual varias personalidades merideñas, entre ellos Gerardo Montilla, Nelson Castro, Richard Vezzani y el mismo Vicente, conformaron hace poco más de un año la Asociación Civil “Mérida Gastronómica” que les permitiría, desde allí, impulsar una serie de actividades tales como festivales de gastronomía, cursos, talleres, conferencias y charlas, entre otras, todo en torno a la comida de los andes.

Aclaró que la asociación no es excluyente y en ella pueden participar todo el que quiera y tenga iniciativas en el ámbito gastronómico.

Vicente es un merideño de 51 años, de descendencia española por parte de padre, que se enamoró de la cocina hace algo más de una década, dejando de lado dos profesiones para las cuales se preparó académicamente, la de Médico Cirujano graduado en la ULA y la de TSU en contaduría. “Tengo una mezcla entre la gastronomía, la contaduría y la medicina, profesión que escogí, aunque sabía que no la iba a ejercer… Sabía que me iba a dedicar a otra cosa”, dijo.

Contó que ingresó a la gastronomía por casualidad y refirió que tuvo un tiempo escribiendo sobre política pero fue muy incisivo y los textos crearon mucha inconformidad en algunos sectores hasta que sintió que se “estaba metiendo pa lo hondo” y comenzó a recibir palo de los políticos. “Entonces fue cuando me cambie de la política a la gastronomía. Siento que no hubiera sido buen escritor de política”, puntualizó.

noti09_03

Presentación de Mérida Gastronómica el pasado 3 de marzo de 2017
Grandes esfuerzos apoyando el desarrollo turístico del Estado Mérida.
Todo un éxito dada la presencia del Chef Rubén Santiago,
creador del famoso “Pastel de Chucho”.

 

LA ASOCIACIÓN

Señaló Vicente González que Mérida Gastronómica nació por una necesidad que se viene sembrando en el país desde hace muchos años a través de la “Sociedad Civil Venezuela Gastronómica”, que a pesar de las dificultades sigue presente y sus actores son los principales cocineros de Venezuela. Recordó que fue en el año 2013 cuando surgió la iniciativa de crear el capítulo de Mérida y a partir de ahí se dieron los primeros pasos con una serie de eventos y jornadas muy exitosas y bonitas.

En ese sentido, un ejemplo reciente lo constituye la cena en 7 tiempos denominada “Las Mil y Una Trucha” que se realizó en la ciudad de Mérida, impulsada por los chefs merideños Edcar Trejo y Daniel Molina. En este evento los oradores señalaron la importancia que debe jugar la sociedad civil, representada en el sector empresarial vinculado a la actividad turística, en recuperar los espacios que han sido abandonados como consecuencia de la grave situación económica del país, entre ellos el de la gastronomía, para lo cual, entre otras cosas, proponen concretar alianzas con los productores locales quienes serían los proveedores de los insumos que se necesitan para poder operar.

“Las Mil y una Trucha”
llevando la cocina merideña
a otro nivel.
 

Con relación a esta posición Vicente González coincide cuando dice que “poco a poco nos han quitado los espacios por los altos niveles de inseguridad y altos costos de los productos, entre otras cosas… Sin darnos cuenta hemos perdido  los espacios… Los hemos abandonados en lugar de ocuparlos, y el Estado debe entender la importancia de su rescate. Recuperarlos y activarlos puede ser  una tarea importante de Mérida Gastronómica, sentenció.

LA NOCHE DE LOS ATOLES

Uno de los espacios que se considera perdido es el tradicional festival de “La Noche de los Atoles” que se realizaba en Pozo Hondo, Ejido, en el municipio Campo Elías. Cuentan que los campesinos bajaban de los Pueblos del Sur a disfrutar de la variedad de sabores de atoles que se ofertaban, estos se producían con cualquier cantidad de leche en polvo, pero esta tradición merideña se ha perdido debido a los altos costos de los productos que se requieren para su elaboración.

–Así como se ha perdido el Festival de los Atoles, también por las mismas causas se han perdido otras tradiciones gastronómicas, entre ellas los dulces abrillantados, algo tan nuestro que hasta son conocidos a nivel mundial, dijo.

Para Vicente González ese rescate sería uno de los papeles de Mérida Gastronómica, para lo cual se debe comenzar por mostrar los actores, los protagonistas, para motivarlos e incentivarlos a la producción. “Si yo incentivo a que se hagan los dulces abrillantados, los van a producir porque tienen su mercado seguro”.

–Y no es que desde “Mérida Gastronómica” vamos a conseguir el gas para que la señora de la Hoyada de Milla pueda hacer los dulces abrillantados, ni es que vamos a conseguir la leche, que cuesta cualquier cantidad de bolívares, para que en Pozo Hondo se hagan de nuevo los atoles… Lo importante es conseguirlos y esto se lograría con una buena política de incentivo, de motivación, en la cual se involucren todos los actores.

 

Productos artesanales
con sello de calidad
Venezolano.
 

–Pero para eso no podemos detenernos y tenemos que estar al margen de toda actividad que nos pueda alejar del bien común. Para lograr esto el Estado debe comprender que somos su principal aliado. Que el sector privado es el productor de impuesto que él necesita, por lo que nos debe proveer de la  seguridad que se requiere en todos los ámbitos de la actividad gastronómica.

DESTINO GASTRÓNOMICO

Para Vicente González sin duda alguna Mérida Gastronómica ya ha comenzado a tener sus repercusiones en el aparato turístico del Estado y esto se va a ir solidificando con los años. “Va a ir tomando fuerza… Se va a fortalecer la agenda cultural y toda persona que haga su trabajo, lo hará bajo el concepto de la excelencia. De manera que podamos mostrar nuestro Estado con toda su grandeza cultural y gastronómica”, dijo.

Añadió que debemos tener claro que lo cultural y lo gastronómico van de la mano, y como ejemplo citó las fiestas de San Benito. “Las manifestaciones que se dan en lo folklórico, religioso y festivo es lo cultural, pero allí se dan también manifestaciones puntuales en lo que la gente come, que son productos propios de esas fiestas o de esa región en particular, y eso es lo gastronómico. En las festividades de los pueblos se da mucho las tradiciones que poseen en las comidas y bebidas”.

–Pero en definitiva, Mérida Gastronómica vendrá a ser el ente en el cual muchos vamos a ser parte de él, porque vamos a hacer las cosas bien. Vamos a generar para que la gente que construye haga lo suyo y se sientan identificados con lo que hagan. Por eso y para eso son importantes los talleres, cursos, degustaciones, paseos, conferencias, para que todos sientan que la gastronomía es un proceso para hacer cultura.

Mérida Gastronómica no es excluyente cualquier persona que desee aportar algo es bienvenida, finalizó.